LA MIRADA DEL OBSERVADOR | MARC BEHM

  Reconozco que el título de esta novela no es, de entrada, de los mejores del género. La mirada del observador no dice demasiado ni es especialmente llamativo. Tampoco sé por qué en España se optó por esa modificación tan sutil del título original, The Eye of Beholder (El Ojo del Espectador).      Pero no dejemos que los árboles nos impidan ver el bosque.      O, hablando de novela, no dejemos que un discreto título nos impida leer una absoluta obra maestra del género. La mirada del observador, de Marc Behm

LO NOIR SI ES AUTOPUBLICADO ES DOS VECES NOIR

Reseñas de novela negra en Balas y Estrellas, blog de novela negra
Últimamente solo leo clásicos y novelas que se publican en la periferia de las grandes editoriales. Con cincuenta tacos, me apetece descubrir lecturas que se aparten del rígido estándar de la publicación convencional, que me tiene un tanto aburrido, con la sensación de que en realidad siempre cuentan los mismos cuatro o cinco argumentos de moda.
    Es por eso que solo compro obras de editoriales pequeñas y autopublicados cuya lectura de las primeras páginas me convenzan de su calidad. En el Black Box de hoy he encontrado tres magnificas novelas negras que sin duda os recomiendo.

LO NOIR SI ES AUTOPUBLICADO ES DOS VECES NOIR
¡AVISO PREVIO! Periódicamente traeré al blog novelas autopublicadas de género negro que me hayan resultado atractivas, pero este no es un blog de reseñas publicitarias. Hago este aviso por si algún autor al leer la entrada quisiera enviarme su novela para tal fin.
    No lo hagáis.
    Soy un tipo acostumbrado a pagarse sus vicios y la lectura lo es. Pienso que todo trabajo merece ser recompensado a su autor y, además, eso me ofrece la libertad de elegir qué recomiendo y qué no en función de lo que me haya parecido la novela.

    Hecha esta advertencia permitidme que ponga un poquito de música, concretamente blues.

LOFT, la muerte sabe a blues de Beckett & Hawk

Reseñas de Balas y estrellas, blog de novela negra

¿De qué va?

La novela no es que sea un Hard Boiled, que lo es, sino que es todo un homenaje al género que fundó el gran Dashiell Hammett. Esto no es una opinión. Los propios autores lo confiesan desde la dedicatoria inicial "un homenaje a la novela clásica, un homenaje a Hammett y Chandler."
    Con ese punto de partida, nos presentan a un detective, David Ábaco, al que es imposible ponerle otra cara que no sea la de Bogart. Un detective con mucho equipaje a sus espaldas, equipaje que apenas conoceremos más allá de que fue profesor de filosofía, aunque tampoco hace falta más. Nos basta con saber que hoy es un tipo que encuentra en la soledad y el cinismo la mejor forma de aislarse de la vida y del dolor. Su hábitat natural es un bar, el Perdición, donde acompaña sus pensamientos con una botella de bourbon y un camarero irlandés, pelirrojo y de chaleco verde, que hace bueno aquello de que la naturaleza nos ha dado dos orejas y una sola boca porque en la vida lo ideal es escuchar el doble de lo que se habla.
    En su despacho, que es la barra del Perdición, recibirá la visita de Ingrid, una joven adinerada que le encargará la investigación de la desaparición de su hermana. David acepta el caso no por el dinero, sino por ella, porque ya se sabe lo que ocurre cuando conoces a una mujer, te cuentan su vida y de repente sientes cómo la tuya cambia.
    Durante la investigación se verá obligado a abandonar su hábitat natural y adentrarse en el territorio hostil de la clase alta de la ciudad. Una ciudad que resultará ser Barcelona, aunque apenas se menciona en la novela. Da igual, porque más que un lugar concreto es la ciudad ideal de cualquier novela negra clásica. Con el tiempo de la historia pasa algo parecido, hay móviles con lo que nos sitúa en la actualidad, pero también hay bares donde se fuma, lo que nos aleja un tanto. Como en la localización, el tiempo es casi indeterminado, es el tiempo también ideal en el que debe discurrir una buena novela negra.
    Decía que asistiremos a hábitats tan extraños para David como los gimnasios, las salas de arte, las mansiones con mayordomo o los locales de tatuajes. No es su mundo, ni su gente. Y bien que se lo hará ver.
    Cada capítulo es titulado con el título de una canción de blues que viene a ser la frase resumen de lo que vamos a leer y que, además, nos permite crear una banda sonora con la que acompañar la lectura. También encontraremos numerosas referencias a novelas y películas clásicas del género como el nombre del bar, Perdición, y un esquema argumental que nos recuerda a El sueño eterno, aunque parece que también se inspiró en un suceso real.

¿Quiénes son los culpables confesos?

Los autores son Daniel L. Hawk, que además de escritor es diseñador gráfico y DJ profesional y J.A. Beckett, escritor y filósofo. Ambos comparten, además de la escritura, la administración de uno de los mejores blogs de Novela Negra como es Solonovelanergra.es al que por supuesto os recomiendo visitar.
    LOFT, la muerte sabe a blues creo que es la segunda novela de la serie de David Ábaco que comenzó con Perdición, el asesino de la Polaroid y continúa con En lo más profundo de la noche.

¿Cuál es el momento ideal para leerla?

No tengo duda que la mejor manera de disfrutar de esta novela es por la noche. Sentado en tu sofá junto una mesita donde se encuentre un un buen bourbon y acompañado por la música de blues que se menciona en la novela. Tal vez, tampoco estaría de más algún cigarrillo.

Por si me lo preguntas, te cuento que…

La lectura es ágil, el ritmo es bueno y la investigación se sigue sin dificultad, algo que en ocasiones puede echar para atrás a algún lector que tema perderse en ella y en los muchos personajes que aparecen. Aquí no es el caso, se dedica a cada escena y personaje el tiempo necesario para que se nos quede en la mente y, además, los autores de manera sutil nos van recordando lo importante.
    Si todo eso está en los méritos de la novela, el gran logro son los diálogos, tanto por lo que dice el detective, como por lo que piensa pero se calla. Se nota que los tipos que la escribieron han leído mucha novela negra y han sabido calarse hasta el tuétano de los mecanismos para escribir no solo buenos, sino magníficos diálogos y, además, mantener el nivel a lo largo de las páginas. No recuerdo una sola respuesta de David Ábaco que no me sacara una sonrisa o me resultara de un cinismo e ironía delicioso.
    
Y para muestra:
    —Pues se ha equivocado de hombre, yo no soy policía. Ni tan siquiera detective privado. Por supuesto no tengo nada que ver con su hermana.
    —No, no me he equivocado. Es justo el hombre que busco. Alguien me ha hablado de usted como la persona adecuada.
    Seguramente fue el director del banco en un arrebato para darme trabajo. Escuché en mi cabeza.
    —¿No sería un hombre bajo, gordo y con bigote?
    —No.
    No, efectivamente, no era el director de mi banco.
LOFT, la muerte sabe a blues de Beckett & Hawk

    Es una novela que he disfrutado muchísimo. Conforme la leía me decía "¡Por fin una novela como las de antes!". Ojalá volvamos a las viejas y buenas costumbres de narrar con ironía, cinismo, picardía y con personajes adultos. 

¿A qué lector NO le va a gustar?

Su lectura no está indicada para lectores que piensen que La chica del tren de Paula Hawkins es una buena novela, ni para aquellos que estén pendientes del desamor entre Shakira y Piqué. Tampoco para los que se sientan alterados por leer la palabra gordo en una novela.

¿Cómo puedes conseguirla?

Tanto LOFT como el resto de la serie podéis conseguirlas en Amazon.


ZED ESTÁ MUERTO de Arantxa Rufo

Reseña de Balas y Estrellas, blog de novela negra

¿De qué va?

El hallazgo del cadáver de una joven en su casa que duda cabe que pone en marcha la acción policial, aunque si parece que la causa es una sobredosis el trabajo bien podría calificarse de rutinario y el caso perfecto para que una investigadora de Homicidios vaya cogiendo la forma tras un largo período de baja. Sin embargo, que se descubra que esa joven sea la hija de uno de los magnates de la mafia rusa cambia un pelín las cosas.
    No solo significa que el FBI meta las narices en la investigación, sino que el papá mafioso también querrá tener algo que decir sobre la muerte de su hija. Y lo que querrá decir se llama Zed, su mejor asesino a sueldo cuyo trabajo consistirá en ser investigador, juez y verdugo. Si, además, aparece por allí la sensual stripper amiga de la joven, ya tenemos todos los ingredientes para una trama llena de acción y giros argumentales: una lectura de las que siempre enganchan.
    Está ambientada en Los Ángeles y desde el brillantísimo primer capítulo, donde convierte al lector en un voyeur casi interactivo de un asesinato, sentimos la sensación de estar ante una trama propia de una superproducción de Hollywood, con un guion trabajadísimo y riqueza de medios, en este caso, literarios.

¿Quién es la culpable confesa?

Arantxa Rufo, madrileña de nacimiento y tinerfeña de adopción, es escritora y técnica de sonido, además de informática. Cuenta en su haber con tres novelas: Zed está muerto, En el punto de mira y Sangre en las manos. Solo con los títulos ya podemos comprobar que se trata de una escritora con sangre negra en las venas.
    Además, cuenta con su página web de autor arantxarufo.com donde además de hablarnos de su obra publica interesantes artículos literarios que os recomiendo leer.

¿Cuál es el momento ideal para leerla?

Siendo un thriller de acción cualquier momento es bueno. De camino al trabajo, tumbado plácidamente en la playa con una bebida chisposa al lado o mientras esperas una de esas modernas citas previas que luego ofrecen las clásicas esperas de toda la vida.

Por si me lo preguntas, te cuento que...

Lo primero que me llamó la atención fue el título. Ya sabéis que adoro a Tarantino y Zed está muerto es lo que responde Butch a Caramelito tras el incidente con Zed, un policía sádico, en la película Pulp Fiction.
    En esta novela, Zed es un personaje muy distinto y la historia no es tarantinesca, pero, desde luego, la autora ha usado algunos de sus recursos de guion, para disfrute del lector, en las escenas violentas, destacando los interrogatorios del sicario ruso. También se nota su influencia en la manera de narrar unos mismos hechos desde distintos puntos de vista. Sobre todo en la segunda parte, la parte con más adrenalina y acción.
   Cuenta con cuatro narradores, los cuatro personajes principales (Tessa, la stripper; Isabel, la detective; Michael, el agente del FBI; y Zed, el sicario) que se acercarán a la verdad cada uno por su cuenta, pero creando a su vez su propia historia. Porque cada personaje tiene un pasado, sus propios demonios internos, y el crimen les ofrecerá la oportunidad de enfrentarse a ellos, para bien o para mal.
    Merece destacarse el trabajo de documentación que hay detrás, tanto en la ambientación, la acción se desarrolla en Los Ángeles pese a ser una autora española, como en la manera que refleja la tarea de investigación policial, donde la autora muestra con mucha verosimilitud lo que es la escena del crimen, cómo se organiza un departamento de homicidios e incluso el mundo de las mafias, rusa en este caso, y el submundo criminal alrededor de los clubs de striptease.
    En definitiva, todo un despliegue de recursos, personajes y escenarios al servicio de una historia que, como toda buena novela de detectives, gira en torno a la pregunta fundamental: ¿quién lo hizo?
    El ¿quién lo hizo?, por cierto, no lo vemos venir en ningún momento.

¿A qué lector NO le va a gustar?

Es una novela concebida como un bestseller o una superproducción hollywoodiense, por tanto, solo se me ocurre no recomendarla a aquellos lectores que se lo pasen en grande con ensayos tipo La contextualización de la metodología y técnica de análisis conductual o piensen que el mejor plan para un sábado noche sea ver la pseudotertulia política de La Sexta.

¿Cómo puedes conseguirla?

Todas sus novelas están a la venta en Amazon y la propia web de la autora.


MONEGROS de Andreu Abuín

Reseña de Balas y Estrellas, blog de novela negra

¿De qué va?

La novela comienza con una huida que, aunque parece tener en Portugal su destino, es en realidad una huida hacia ninguna parte como nos dice Ana, la chica del trío protagonista: “Quedan más de ocho horas para llegar a nuestro destino, si es que llegamos a algún sitio”. El por qué huyen no puedo desvelarlo dado que es parte del suspense de la trama, aunque tampoco será lo que más nos interese mientras leemos porque la novela es, sobre todo, un estudio de personajes. De tres adolescentes de cualquier barrio de la periferia de cualquier gran ciudad. Tres chavales con más vida de la que su corta edad recomendaría y frente a la que no han sabido hacer frente.
    Y cuando uno no se enfrenta la única opción es huir. Al menos mientras dure la gasolina de tu vehículo o no sufras un accidente como en este caso. Un accidente que les hará conocer a un tipo peculiar en un lugar tan desolado como los Monegros. Un desierto en el que, os lo comento por experiencia, mejor no estrenéis botas para pasear por él. Allí, nuestro trío se enfrentará a sus conflictos personales y conocerán a otras almas perdidas que de alguna manera lograrán que ellos mismos se encuentren.
    Definir esta novela como negra, quizá sea mucho decir. En realidad, puede ser negra, blanca, rosa, verde u ocre. Creo que esa es su fuerza. Desde luego, uno no sabe qué se va encontrar en el siguiente capítulo y cualquier idea preconcebida salta por los aires.
    Y esta sensación única no la vas a encontrar en ninguna gran editorial.

¿Quién es el culpable confeso?

Andreu Abuín es licenciado en comunicación audiovisual y máster en Comunicación política e Institucional. Esta es su primera novela de ficción, aunque ha desarrollado su escritura en artículos para Naciones Unidas, UNICEF y el Instituto Forestal Europeo.
    Cuenta con un blog de autor andreuabuin.com donde, además de su obra, ofrece artículos de actualidad.

¿Cuál es el momento ideal para leerla?

Diría que el mejor momento sería un viaje en tren, mientras el paisaje rural va pasando a través de la ventana y compartes ese momento con los desconocidos pasajeros preguntándote cómo serán sus vidas y si ese viaje es una escapada o un regreso.

Por si me lo preguntas, te cuento que...

La novela nos ofrece un trío de personajes (Ana, Salva y Jorge) y un trío de puntos de vista que son los que nos van mostrando el desarrollo de la acción.
    ¡Y qué tres personajes! El punto fuerte de la novela es la magnífica caracterización de cada uno de ellos, tanto en su personalidad como en la manera de hablar y comportarse. Los tres son adolescentes, si bien hay uno un poco más mayor, y todos son hijos de la vida marginal de la periferia de una gran ciudad. Pero cada uno de ellos tiene su propia personalidad, su propio carácter y su propia motivación. Siguiendo con el tres, el autor nos los muestra en tres dimensiones y de esa forma adquieren carne y hueso.
    Cada uno nos aportará su propia versión de la realidad, porque la vida es compleja y llena de matices cuya apreciación será distinta según cada cual. Ello provoca que la lectura sea una experiencia viva y que el lector, inconscientemente, vaya cambiando sus simpatías y su inquina hacia los personajes. Porque sí, los seres humanos también son contradictorios y cambiantes. En ocasiones estarás de acuerdo en cómo actúa tal; en otras, no. El personaje que al principio nos es más simpático, luego nos podrá resultar repelente. El conflicto emocional del trío nos irá arrimando a unos y otros hasta que finalmente nos haga encariñarnos con los tres, que es lo que sucede cuando al fin conoces todas las aristas de alguien, más allá del binomio bueno-malo.
    La novela es sexo, droga y Rock & Roll y para muestra este inicio, narrado por Ana, donde ya nos muestra el carácter de cada cual, incluida ella misma:
Nos detenemos en una gasolinera después de dos horas circulando a toda hostia. Dos horas en silencio excepto por los lloriqueos de Jorge en los asientos traseros, hasta que Salva, de un berrido y un manotazo, lo ha callado de una puta vez.
Monegros, de Andreu Abuín

¿A qué lector NO le va a gustar?

Recomiendo que se abstenga el lector con más prejuicios que curiosidad. Aquellos que vayan por la vida señalando, criticando y juzgando es mejor que no se acerquen a sus páginas bajo el riesgo de darse cuenta de que la realidad y las personas son mucho más complejas de lo que una limitada moral puede aceptar. Absténganse también los que todavía vayan con la mascarilla o dándole al gel hidroalcohólico.

¿Cómo puedes conseguirla?

Está disponible en la web del autor y en Amazon.


Y esto es todo, el contenido de la caja negra de hoy sin duda nos deparará estupendos momentos de lectura. Nos vemos en la próxima. Mientras tanto...

Sed muy felices y moderadamente malvados

sobre mi

DAVID RUBIO

Aunque no sea lo mismo que compartir una buena charla acompañada de un café bien negro, te propongo quedar en otros espacios virtuales donde también suelo perpetrar publicaciones. Clica sobre los siguientes iconos o envíame un mail a balasyestrellas@gmail.com.

Comentarios

  1. Me ha gustado la introducción por su franqueza y por tu honestidad en elegir las recomendaciones. También me ha gustado el estilo por puntos de las reseñas ya que es muy original y la verdad nunca había leído nada igual...y lo del lugar adecuado para la lectura es un puntazo!!
    Las tres novelas me parecen atractivas y si tuviera que elegir una me quedaría con la de "Monegros". Tiene un punto complejo como sus personajes y nos hace ver que cada uno cuenta o ve sus vivencias de manera distinta o muy particular. La novela viajera, además, me suele gustar.
    Un fuerte abrazo, David, y felicidades por esta nueva sección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Miguel! He pensado que debía mencionarlo. Soy un chico, o cincuentón, muy fácil como se dice en las pelis. Me cuesta horrores decir no y menos a autores que luchan por su obra pese a todas las dificultades, así que he preferido avisarlo de antemano para no verme en esa coyuntura de reseñar una novela que no me haya gustado, y desde luego lo que no voy a hacer es una crítica negativa de un autor que está empezando o que no tiene el respaldo editorial. De Paula Hawkins y el bodrio de La chica del tren sí que no tengo reparos, je, je, je.
      Son tres novelas muy distintas. Monegros en concreto me sorprendió especialmente, no esperaba ese desarrollo o esa manera con la que el autor logra que empaticemos con esos personajes. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola, David, muy interesante este tres en uno. Me ha encantado ese guión que repites en la presentación de cada una de las novelas, usas un tono tan coloquial: “¿De qué va?”, que haces que el lector se te quede escuchando porque se da cuenta que no va a ser un tostón. Me han gustado las tres. Para empezar a leer elijo la primera: “Loft - la muerte sabe a blues”. ¿Por qué? Me ha gustado mucho eso de leerla donde yo quiera, faltaría más, pero escuchando música de blues. Las canciones me vienen dadas en los títulos de los capítulos, genial. Explica algo tan original como lo de por qué tenemos dos oídos y una boca. Y me pregunto yo, ¿por qué no se me ha ocurrido nunca algo así?, si es la mar de lógico. El detective se llama David Ábaco, le pones cara de Bogart, yo he visto un señor de espalda con un sombrero negro que otro David tenía en su foto de perfil. Bueno, y por último, los diálogos. ¡Ay, los diálogos! Eso es lo que me ha decidido a leer esta novela.

    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pilar. Ja, ja, ja... en realidad, lo de dividirlo en apartados tiene mucho que ver con aquello de hacer de la necesidad virtud. No creo que haya escrito más de dos o tres en mi vida, más allá de las ediciones del tintero, pero son más hablar del autor que de la novela en sí. Así que me hice una plantilla guion para escribirlas y luego me dije que por qué no utilizar eso como apartados. Me alegra que haya resultado una manera diferente de reseñar.ç
      Lo de las dos orejas y una boca no aparece en la novela, ni la he creado yo. Es una frase de Zenón de Citio que, textualmente dice "Tenemos dos orejas y una sola boca; justamente para escuchar más y hablar menos". El detective de Loft hablar desde luego habla, para nuestro disfrute.
      Los autores de Loft han creado un recopilatorio en Spotify puedes acceder con este enlace https://www.solonovelanegra.es/disfruta-de-la-banda-sonora-de-loft-la-muerte-sabe-a-blues-en-spotify/ Es una gozada, tanto como la novela que para un lector tan clásico como yo ha sido un deleite. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me parece muy buena idea que nos des a conocer novelas negras autopublicadas porque no suelen tener mucho eco y pasan bastante inadvertidas. La idea de aconsejar el lugar de lectura es muy original. Me encanta leer en el tren. Lo malo es que ya casi no viajo en ese medio, pero he viajado mucho y tengo mucha novela unida al ferrocarril.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Al no tener para nada cogido el arte de reseñar he recurrido a esos apartados con la idea de que el lugar o el lector no indicado muestren un poco más el tono de la propia novela y de la lectura que nos podemos encontrar. El tren es un lugar mágico para leer, el Metro también, aunque el trayecto sea más corto y cueste encontrar asiento. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Tres recomendaciones estupendas, David. Me encanta cómo has estructurado las reseñas y me has hecho sonreír con el "¿a qué lector no le va a gustar?", sobre todo con la primera (¡ay!, esos lectores que se alteran con la palabra gordo, jeje). Muy buena idea la de dar a conocer novelas autopublicadas que no entran en los cauces publicitarios habituales y pasan más desapercibidas. Me gusta también el aviso a navegantes sobre las reseñas publicitarias. Tampoco yo reseño por encargo (se pierde mucha libertad), solo recomiendo cosas que me han gustado especialmente y que la mayoría de las veces son poco conocidas. Fantástica esta nueva sección del blog. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Lo que nunca voy a hacer es ni engañar diciendo que me ha gustado una novela, ni, por supuesto, criticarla en el caso de autores que se están abriendo camino o luchando por hacerse un hueco. Así que lo más honesto pienso que es comprar las que me interesen y solo reseñar las que me hayan parecido dignas de ello.
      Hay mucho autopublicado, que te voy a decir yo, y como en todos los ámbitos hay de todo. Pero algo que no suele fallarme es primero echar un vistazo al blog del autor para comprobar su calidad y su compromiso con la escritura; luego, leer las primeras páginas. Con esas dos cosas creo que uno ya sabe si va a comprar algo de calidad o no. En lo que nunca me fijo son en las estrellitas o reseñas de Amazon o Goodreads que uno nunca sabe su origen.
      Me alegra que la manera de estructurar las reseñas te haya resultado simpática. Se me ocurrió que de esa forma podía mostrar mejor qué tipo de lectura es. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Muy sugerentes las recomendaciones, con unas cubiertas muy conjuntadas y un sutil aire preveraniego. No sé por qué, pero la novela negra pide pasar calor mientras se la lee junto a un ventilador y una barra de hielo. La enigma es más hogareña, más de chimenea y té. Estupendo que se dé cancha a las autopublicaciones, que visualizarse sigue siendo un tormento fuera de la industria y el mainstream. Gracias y enhorabuena a los autores y la autora. Les seguiremos la pista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fernando. Es curioso que lo comentes, pero desde luego es así. Si coges una de Sherlock Holmes la imagen es la del sofá, con mantita; si coges una de Hammett el cuerpo parece que te pide cierto calor.
      Si te soy sincero últimamente encuentro lecturas más interesantes en el mundo de los autopublicados que en el de las grandes editoriales. Hará unos meses leí ese bestseller El cuarto mono, que está tan de moda y bueno. Quizá de inicio parece original, pero luego me pareció estar leyendo los mismos trucos de guion habituales, de hecho ya ni recuerdo de qué iba. En cambio, de estas tres, por ejemplo, sí guardo un recuerdo emocional.
      Los libros que aparecerán en este blog serán clásicos y autopublicados, salvo que alguno de las editoriales grandes me llame mucho la atención.Saludos!

      Eliminar
  6. Excelente aporte para quienes buscamos un poco de aire fresco en medio de las editoriales tradicionales. Pero sí que es arriegado (por cosas de tiempo que está tan escaso) ir saltando de lectura en lectura hasta encontrar algo valioso. Pero también sé que ahora es prácticamente la única forma. También por falta de crítica honesta. Y por eso sí te aplaudo fuerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Si te soy sincero, me he llevado más chascos con las novelas de las grandes editoriales tan publicitadas que con los autopublicados. En realidad es fácil, si el autor tiene un blog, ya puedes comprobar en él su calidad, compromiso y respeto por el lector. Hablo de blog, no de perfiles en RRSS. Luego basta leer las primeras páginas en, p.e., Amazon para comprobar si la novela tiene calidad. Hasta ahora mi nivel de acierto es del 90%, ja, ja, ja...
      Reconozco que las últimas novedades de las grandes editoriales cada vez me interesan menos y busco en editoriales pequeñas o autopublicados, en plan Indiana Jones esperando descubrir tesoros. Saludos!

      Eliminar
  7. Hola, David:
    Confío en que estés disfrutando junto a los tuyos de estos días. Anticipo que estarás también disfrutando de una lectura estimulante.
    Redoble de agradecimientos por esta entrada divulgativa y solidaria.
    Te agradezco el enfoque divulgativo de acercarnos novelas que te han resultado atractivas. Te requeteagradezco el apoyo a obras autopublicadas.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nino. Pues recién he empezado hoy estas minivacaciones, Como lectura, es curioso, estoy con El asesinato de Roger Ackroyd de Agatha Christie. Hacía tiempo que no leía a la dama del crimen y me apetecía mucho.
      Desde luego que en este blog los autores autopublicados que tengan buenas novelas negras siempre tendrán su espacio. De hecho, viendo la deriva de las grandes editoriales, el futuro está en ellos y en las editoriales pequeñas que apuestan por una idea y arriesgan con autores que están empezando. Un abrazo!

      Eliminar
  8. Hola David, pues pienso lo mismo que tú, y también leo autopublicados (y dejo la reseña en el blog, pero los libros los compro yo, lo hago porque me apetece y sin que me lo pida nadie). Y leo igualmente clásicos y novedades, según se tercie. Novela negra no mucho la verdad, pero me los apunto porque nunca se sabe. Gracias por las recomendaciones. Un abrazo. 🤗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Merche. Si este fuera un blog de reseñas quizá sería distinto, veo lícito que en esos blogs, los administradores no se dejen el sueldo en la compra de libros y de alguna manera el pago por publicidad al menos sea un ejemplar gratuito. Este no es de reseñas, aunque esporádicamente las incluya y prefiero esa libertad. Además, un ebook cuesta lo que un café y adquirir cinco o seis al mes desde luego no me sacará de pobre, je, je, je...
      Además, a mis cincuenta, la verdad es que me estimula mucho más. Hace un par de semanas fui a La casa del libro y te aseguro que no encontré nada que me hiciera tilín de entre toda la oferta de grandes editoriales. Por contra, cuando voy a Gilgamesh, una librería de Barcelona cuyas estanterías están repletas de publicaciones de editoriales pequeñas, es raro que no salga con tres. Un abrazo

      Eliminar
  9. Voy a serte sincero, David. Llevaba una temporada leyendo bastantes novelas policíacas de autores reconocidos como Donna León o Ian Rankin y estoy algo saturado.
    Argumentalmente se ha ensayado todos los recursos posibles y todas las sorpresas inesperadas desde las novelas de misterio o todas las conspiraciones terribles y todos las torturas imaginables a policías y detectives y por lo tanto hay pocas posibilidades de encontrar algo original y realmente innovador.
    Por eso prefiero volver a los clásicos no sin felicitarme de que los nuevos escritores intenten romper los moldes en la medida de sus posibilidades.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. Además, con los clásicos me está pasando algo curioso, un efecto positivo de esta corriente políticamente correcta. Y es que a la luz de hoy, los clásicos son aún mejores, me parecen más atrevidos, valientes, gamberros e irónicos de lo que, por ejemplo, me podrían haber parecido en los ochenta. Con el cine me pasa lo mismo, el otro día vi de nuevo Arsénico por compasión. La primera vez me pareció graciosa, ahora me pareció deliciosamente gamberra. Hay que apoyar a los autores noveles y regresar a los clásicos, creo que es la única manera de que la literatura no se convierta en un cortapega. Un abrazo!

      Eliminar
  10. David, un aplauso para esta entrega tan peculiar, una muy buena iniciativa, pues nos pones libros nuevos en el tapete y además nos das la oportunidad de escoger, con gusto me leería el tercero, la trama me atrae y tus comentarios la hacen mas atrayente aun...

    Gracias y que lo estés pasando bien, aquí te va un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Idalia. Ese te gustaría, a mi me sorprendió muy gratamente. La trama criminal queda un tanto en segundo plano y la fuerza de la narración se centra en esa relación a tres bandas, donde cada personaje busca algo en el otro. Muy bien desarrollada la evolución emocional. Espero que tú también estés de cine. Un abrazo!

      Eliminar
  11. Hola David,
    Muy buenas novelas nos has presentado abriendo esta caja, según parece. Salvo la de Arantxa Rufo, que ya sabes que la he leído, por cierto, suscribo todo lo que comentas de la novela; tomo nota de las otras dos pues parecen más que interesantes. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonio. Está muy bien pensada y documentada esa novela de Arantxa. Son tres novelas muy distintas. Si te gusta el Hard Boiled, el cine negro más clásico, te encantará. Monegros bordea un tanto lo que se llamó cine quinqui con adolescentes marginales buscando abrirse camino. Todas muy recomendables, por eso están aquí. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Hola, David! Felices pascuas! Yo estoy contigo, el mundo lector lector se está cansando de las fórmulas que siempre funcionan, los grandes éxitos o la mejor novela de menganito. Aunque he decirte que La chica del tren no me disgustó, jajaja.
    Me ha gustado mucho esta sección, y unas novelas de corte distinto. Me ha llamado todas la atención, pero sobre todo la de Monegros. Muchas gracias por compartirlas, este año estoy en una medio crisis lectora y que nos presentes nuevas novelas distintas e impactantes es lo que me hacía falta.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. Ja, ja, ja... La verdad es que a mí me pareció bastante floja. La trama me pareció una bobada, tanto como la prota. Nos presenta tres sospechosos y, más o menos al 40% del libro, uno aparece muerto, sobre otro recaen todas las sospechas, ergo ¿cuál es el único que queda? La leí esperando que estuviera equivocado, cuando vi que era eso... Bueno.
      Estas tres me parecen mucho mejores, cada una a su estilo. El suspense bestseller me parece muy trillado. También leí El cuarto mono, por ejemplo. Un planteamiento curioso, pero un desarrollo muy predecible también. Lo bueno de los autopublicados, los buenos, es que te encuentras cosas distintas y mucho más motivadoras para leer. Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola David. Aunque el género negro no es de mis favoritos, siempre estoy dispuesto a una buena lectura si esta me atrapa en su argumento y mantiene el interés y la tensión, así que me apunto estas recomendaciones. Efectivamente, hay vida mas allá de los circuitos comerciales. Me ha gustado el formato en el que nos has presentado las propuestas, desgranando las novelas pero con un toque muy personal y sin que falte el sentido del humor. En las tres parece adivinarse la mano negra de lo políticamente incorrecto. Me ha hecho gracia especialmente lo de la pseudopolitica de la sexta, me recuerda los tiempos en los que veía el debate y dejé de hacerlo porque no merecía la pena escuchar a una jauría gritándose todo el tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Ja, ja, ja... Creo que ya no echan ese programa. En realidad, era una jaula de grillos lanzándose los mismos clichés de siempre, pero encima tomándose en serio. Adoro los buenos debates, pero siempre que los protagonicen personas con conocimientos pero con posturas y argumentos enfrentados que me hagan reflexionar sobre el tema concreto. De estos ya no existe ninguno, el Mensaje es el mismo, solo meras cuestiones estéticas se contraponen pero jamás el fondo o dictado que siempre irá en la línea del sistema.
      En realidad, ese detalle era para mostrar que es una lectura sobre todo entretenida como cualquier otra forma de pasar un sábado noche. Un abrazo!

      Eliminar
  14. "La muerte sabe a Blues" me ha parecido toda una tentación y mira que yo no soy fanática de la novela negra. Desde luego no he puesto otra cara que la de Bogart junto a la barra del bar "Perdición" con la música de blues sonando de fondo y el eterno cigarrillo amusgando sus ojos. Oye, genial eso de recomendar dónde leerla, aunque lo del bourbon no sé si me queda ya un poco grande, y mira que en mis tiempos me tomaba mis buenos copazos de esa mágica bebida. Gracias, David, por hacer tan amenas tus reseñas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matilde. En realidad el formato tiene más de mi inseguridad para escribirlas que otra cosa. Apenas he escrito reseñas, dos o tres, y temía o ser un peñazo o bien pasarme explicando la trama. Al final se me ocurrieron estos apartados que sugieren más de lo que dicen. Ese Loft seguro que te gustaría, el detective bien podría tomarse un bourbon con tu Lucía. Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Como sería un poco perturbador que dejaras alguna huella dactilar, pelo o cualquier otro resto biológico, te invito a que muestres con un comentario que has disfrutado de esta escena del crimen. Y si además lo compartes en tus redes ya te nombro miembro oficial de la banda. ¡Gracias!